Manual de cultivo de marihuana para principiantes

Manual de cultivo de marihuana para principiantes

La siembra de cualquier planta es una tarea que requiere dedicación y atención. En tu grow shop barato lo sabemos, por eso queremos mostrarte una manual de cultivo de marihuana para principiantes, una guía que te permitirá terminar tu labor con éxito. Sigue leyendo y toma nota de estos consejos.

Lo que necesitarás para tu cultivo de cannabis

Cuando decidas comenzar tu siembra necesitarás ciertas cosas, lo primero es comprar las semillas de cannabis. También tendrás que decidir sobre el medio de cultivo, nutrientes, luces, ventilación, macetas, entre otros accesorios.

Semillas de cannabis

Para escogerlas lo primero que debes tomar en cuenta es el tipo de cepa que prefieres, elige entre sativa, indica o híbridas. La planta de marihuana es muy diversa, podrás encontrar variedades que crecen más rápido, para cultivarse en exteriores o en interiores.

Las indicas típicamente son la mejor opción para interiores. En cambio, si quieres una planta que crezca más alta debe ser la sativa, ideal para cultivo marihuana exterior. Si buscas un balance entre ambas la mejor opción es una híbrida.

Hacer una investigación previa te ayudará a evitar sorpresas al momento de cultivar. Una vez que has decidido por alguna cepa, puedes comprar semillas regulares, que producen flores macho o hembras. O, puedes optar por las semillas feminizadas, que solo producirán plantas femeninas. Estas últimas son ideales si esperas seguir cultivando clones de tus plantas. Además, son una excelente opción para conseguir un excelente cultivo sin tener que fertilizar.

Medio de cultivo

Hay distintas opciones para escoger medios de cultivo para la marihuana, entre ellas tierra, lana de roca, coco, perlita, pellets de arcilla, entre otros.Igualmente están los cultivos hidropónicos.

Hay mezclas comerciales disponibles que te ayudarán mucho en tu siembra. Para esto tendrás que utilizar macetas, cada una tiene sus ventajas.

  • Tierra: esta es la opción más clásica para la mayoría de los cultivadores principiantes, es muy popular. Es un ingrediente natural y es fácil de encontrar. Es sencillo de usar, pero deja mucho margen de error, porque si haces algo mal las plantas morirán inmediatamente.
  • Lana de roca: este es un medio muy efectivo y útil. Este es muy popular entre los que prefieren los cultivos hidropónicos. Sus fibras densas permiten la estabilización de la planta.
  • Perlita: se parecen a las pequeñas rocas que verás en el fondo de las peceras. Su ventaja es que no tendrás que neutralizar el nivel de pH, porque ya es neutral. Retiene el agua pero es poroso, lo que permite que el oxígeno llegue a las raíces de las plantas.
  • Pellets de arcilla: son populares entre los cultivadores de marihuana, porque son estériles y tienen pH neutro, y pueden ser reusadas una y otra vez. Dan buena estabilidad y permiten que el agua drene apropiadamente y se aireen.
  • Coco: es reusable, como los pellets, y no se rompen fácilmente. Se hace con fibras de concha de coco. Es amigable con el medio ambiente. Permite un buen drenaje, buena aireación, e incluso retiene el agua.
  • Hidropónico: este sistema significa que se cultiva la planta de marihuana sin ningún medio de cultivo sólido. Se cultivan en agua, lo que significa que los nutrientes llegan directamente a las raíces de la planta.

Nutrientes para la planta de marihuana

Escoger los nutrientes para tu planta es muy importante. Para el cultivo de marihuana interior para principiantes puede ser una tarea complicada seleccionar este elemento. Y quizás terminen gastando más dinero del que necesiten realmente, esto porque hay muchas opciones.

Las plantas de cannabis necesitan un grupo de elementos completo. Los nutrientes minerales que necesita el suelo son: nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y sulfuro. Los no-minerales son carbono, hidrógeno y oxígeno. Los tres elementos principales son nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K).

Lo más importante es darle a la planta la correcta cantidad de nutrientes en el tiempo correcto. Hay dos etapas básicas en la vida del cannabis, y cada una tiene requerimientos especiales. Los valores óptimos son:

  • Etapa vegetativa: necesita mayor cantidad de nitrógeno y potasio, y una cantidad media de fósforo.
  • Etapa de floración: necesitan menor cantidad de nitrógeno, de media a alta de fósforo y alta cantidad de potasio.

Iluminación para la planta de marihuana

Si planeas cultivar tu planta indoors necesitarás tener la iluminación adecuada disponible. Todo cultivador tiene preferencias en cuanto a esto, y si estás comenzando lo mejor es que aprendas todo sobre el tema.

Uno de los factores más fáciles de controlar y que tienen mayor peso en el cultivo de cannabis es la iluminación. Como cualquier planta la marihuana requiere de luz para el proceso de fotosíntesis, a través del cual la planta produce su energía y comida. En un ambiente natural la planta seguirá el ciclo del medio ambiente.

Toma en cuenta que la etapa vegetativa la planta necesitará 18 horas de luz y 6 de oscuridad. Mientras que en la de floración requerirá 12 horas de luz y 12 de oscuridad.

Escoge lámparas DIF, LED, bombillas CFL o fluorescentes. Evita luces incandescentes.

Otros elementos que necesitarás

  • Ventilación.
  • Macetas con buen drenaje.
  • Tester de pH para medir el agua y los nutrientes.
  • Microscopio, para ver si la planta está siendo afecta por plagas.

Manual de cultivo de marihuana para principiantes

Sigue esa guía de cultivo de marihuana para principiantes:

Área de cultivo para el cannabis

Tu cuarto de cultivo puede ser una habitación completa, el armario de un espacio, una caja que hagas tú mismo, una tienda que compres o un empaque especial. Todo dependerá de cuánto espacio tengas y cuál sea tu meta de cultivo.

Para decidir cuál será tu área de cultivo toma en cuenta distintos factores, como la ubicación. Evita áreas de mucho tráfico para evitar interferencias y que sea vista por muchas personas. Escoge un sitio con buena ventilación, porque las plantas dejarán olor, si no lo tienen debes colocar un extractor o ventilador en el lugar que elijas.

Escoge una ubicación donde la iluminación no se escape, además, que tenga acceso a conectores para enchufar el tipo de iluminación que escojas.

El tamaño es otro factor que te ayudará a decidir, el espacio debe ser suficientemente alto para que quepa una planta ya crecida y las luces.

En cuanto a las condiciones del ambiente revisa la humedad. El espacio debe tener entre 40 y 60 % de humedad, para lograrlo quizás necesitarás un deshumidificador. En cuanto a la temperatura debe ser entre 23 y 29 grados centígrados.

Ventajas de las tiendas de cultivo

Las tiendas están preparadas para un buen cultivo, reflejan la luz, mantienen el calor adentro, así como el olor. También sirven porque no permiten la entrada de plagas.

Cómo germinar las semillas

Hay dos métodos muy populares: el de la toalla de papel y el del vaso de shot.

El de la toalla de papel consiste en colocar las semillas de cannabis en una servilleta húmeda, doblarla y colocarla en el plato. Cubre este plato con otro, para que la humedad se mantenga dentro. Revisa regularmente a ver si han brotado.

Las semillas comienzan a brotar al pasar entre 1 y 4 días, pero quizás pueda pasar una semana o más, especialmente si son semillas viejas.

El segundo método del vaso de shot, consiste en llenar este vaso con agua y colocar las semillas dentro. Puedes escoger agua regular, destilada o purificada. Luego, encuentra un lugar caliente, pueden ser las luces de cultivo de tu habitación. Coloca una taza volteada sobre el vaso, en el sitio caliente, y espera entre 24 y 32 horas.

Plantar las semillas

Una vez que germinaron las semillas es momento de plantarlas, has un pequeño hueco en el medio de cultivo húmedo. Que sea como de una pulgada de profundidad. Con cuidado coloca la semilla que ya ha brotado con la raíz hacia abajo en el hueco. Cúbrela con el mismo medio de cultivo y presiona ligeramente hacia abajo.

Lo siguiente será esperar que la planta comience a emerger del medio de cultivo, lo primero que verás serán dos hojas pequeñas. Coloca los bombillas CFL entre 2 y 6 pulgadas de distancia. Mantén la iluminación encendida 24 horas al día.

Después verás que salen dos hojas adultas, lo que indica el comienzo de la etapa vegetativa. Mueve la iluminación para mantener la misma distancia mencionada antes.

En esta etapa las plantas necesitan mucho cuidado. No riegues demasiado la planta, y presta atención a la cantidad de luz que recibe. Este es el momento en que se desarrolla el sistema de raíces del cannabis.

Luego, cuando ya ha crecido más es momento de pasarla al jardín o sistema hidropónico. Allí comenzarán a crecer y producir marihuana de buena calidad. Al hacer esto debes cavar un hueco grande y colocar toda la planta.

Monitorea la planta

Ya que la planta está comenzando su proceso de desarrollo necesitarás cuidar varias cosas. Lo primero es revisar la eficiencia de los nutrientes, si estás agregando muy poco o mucho,

Luego, a la tercera o quinta semana puedes ver si la planta está saludable. Revisa si el color es perfectamente verde, si las ramas son suficientemente fuertes y densas. En general, si todo se ve bien.

Trata de controlar la humedad, una alta humedad puede aumentar el desarrollo de las plantas femeninas, mientras que menos humedad es mejor para el crecimiento de los machos. Igual pasa con la temperatura, más baja es bueno para las hembras y más alta para los machos.

Este manual de cultivo de marihuana para principiantes te será muy útil para comenzar tu siembra con éxito. Así podrás cosechar un producto de la mejor calidad. ¿Qué prácticas sigues para tu cultivo? ¿Qué técnicas prefieres? Coméntanos.

Manual de cultivo de marihuana para principiantes infografia

Fuente infografía

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code

Marcas populares