Valor nutricional de las semillas de cáñamo #infografía

Valor nutricional de las semillas de cáñamo #infografía

¿Conoces el valor nutricional de las semillas de cáñamo? Los beneficios nutricionales de esta semilla son enormes ya que contienen proteínas, aceites esenciales, fibras, minerales y vitaminas. En tugrowshop.net, tu grow shop online de confianza, te diremos cómo pueden complementar tu alimentación.

Un alimento completo

Las semillas de cáñamo o cañamón es uno de alimentos más completos que provee la naturaleza. Tienen la proporción ideal de ácidos grasos, que son los responsables de la respuesta inmunitaria. Además son una rica fuente de proteínas.

Si detallamos los componentes de estas semillas encontraremos también magnesio, fósforo, vitamina E, antioxidantes, antiinflamatorios, potasio y fibras. Solo por nombrar algunos de los más esenciales para la nutrición humana.

Una sola semilla contiene los aminoácidos que necesita el cuerpo para la síntesis de proteína. Es de fácil digestión y son buenas para la nutrición y salud en general. Hoy en día es posible encontrar aceites, harinas, tofu y barritas energéticas hechas con semillas de cáñamo. Pero desde hace mucho tiempo, el hombre ha conocido los beneficios de esta planta.

En la antigüedad los chinos utilizaban estos granos para las comidas. Durante la edad media, los campesinos se alimentaban con ellas. Siglos después se seguía utilizando. En Australia, por ejemplo, durante el siglo XIX atravesaron una época de hambruna y la única fuente de proteínas eran las semillas de cáñamo.

Valor nutricional de las semillas de cáñamo

¿Cuáles son las propiedades del cáñamo que las convierten en un súper alimento? De acuerdo con Hemp Industree, 100 gramos de las semillas pueden proveer más de 500 kcal de energía y 60 % de la cantidad de proteínas recomendada para una persona por día.

Estos beneficios son posibles gracias a la composición de las semillas. Alrededor del 50 % es de grasas poliinsaturadas, mono y saturadas. Sin embargo, apenas el 8 % corresponde a las grasas saturadas que son las dañinas para el cuerpo, ya que su consumo en exceso puede provocar enfermedades cardiovasculares.

Contiene ácidos grasos esenciales: ácido linolénico (omega-3) y ácido linoleíco (omega-6), en una proporción de 1:3. El ser humano debe adquirir estos ácidos grasos a través de los alimentos para el control de diversas funciones del cuerpo, como la respuesta inmunológica. Las semillas de cáñamo son las que contienen mayor concentración de ambos entre las plantas. El aceite de linaza es el único que tiene más omega-3.

Dentro del cáñamo se encuentran los ocho aminoácidos necesarios para la síntesis de proteína -que el cuerpo no produce-. Contiene alrededor de 25 % y 30 % de proteínas de fácil digestión, mucho más que otras semillas.

Desde hace un tiempo hay mayor interés en incluir la proteína de cáñamo en dietas vegetarianas y veganas. Esto se debe a que son similares a las que se encuentran en la carne, la leche y los huevos. Incluso, entrenadores deportivos recomiendan barras energéticas con estas semillas.

Otro componente que resalta es la fibra dietética, presente en alrededor de 36 %. La fibra ayuda a acelerar la digestión, controla la formación de bacterias y reduce la absorción de grasa.

Otros datos sobre la composición de las semillas

Además de estos componentes, dentro de las semillas de cáñamo también encontramos una importante cantidad de minerales. Entre ellos magnesio, potasio, manganeso, fósforo y azufre. También es una fuente de vitamina A, calcio, hierro y cinc.

  • Las semillas de cáñamo tienen más proteínas digeribles que la soya.
  • Contiene más fibras que la col.
  • Es baja en grasas saturadas, carbohidratos y colesterol.

Las semillas no “colocan”

El consumo de las semillas del cáñamo está centrado en su valor nutricional y beneficios para la salud, más no para uso recreacional. En estas no existe todavía el delta-9THC o tetrahidrocannabinol, que es la sustancia responsable del efecto psicoactivo.

Dentro de los ingredientes activos en las semillas se encuentran el THCA y CBD, CBNA. También contiene THC ácido, fitocannabinoides, cannabinol (CBN), flavonoides, cannabigerol (CBG), entre otros.

Las semillas provienen de la misma familia de plantas de donde se obtiene la marihuana. Cuando se habla del cáñamo se hace referencia al Cannabis Sativa L. El THC aparece cuando la planta llega al proceso de floración. Por lo tanto, las semillas no tienen propiedades psicoactivas.

Puedes consumirlas en distintos tipos de alimentos. Pero si te interesa para uso recreacional o medicinal, puedes cultivarlas tú mismo. En nuestro catálogo encontrarás todo lo que necesitas para tener tu propio huerto.

Beneficios del consumo de semillas de cannabis

Gracias a sus componentes, las semillas del cáñamo tienen numerosos beneficios para quienes las consumen. Provee al cuerpo de nutrientes esenciales que contribuyen a mantener la función celular y el equilibrio hormonal. Es antioxidante, hidrata la piel y el pelo, alivia el síndrome premenstrual y otras dolencias.

Veamos algunos de los beneficios a la salud que proporcionan estas semillas:

  • Mejora la digestión. La cáscara de las semillas es rica en fibras que, como mencionamos antes, acelera la digestión.
  • Es bueno para el corazón. La proporción de grasas dañinas es muy baja, así que disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Contribuye a la salud de la piel y el cabello. Al tener propiedades antioxidantes contribuye a hidratar la piel y el pelo. De hecho, es utilizada en numerosos productos cosméticos.
  • Reduce los síntomas de la menopausia. Así como previene el síndrome premenstrual, las mujeres que lo consumen también encuentran alivio en los síntomas de la menopausia.
  • Contribuye en la pérdida de peso. Esto se debe a que ayuda a quemar la grasa más rápido y a la vez suprime el apetito.

Otros beneficios que se consiguen al consumir las semillas del cannabis sativa L son la mejora del sistema inmune, favorece la función cerebral reduce inflamaciones y riesgo de cáncer.

El consumo de grasas saturadas y aceites refinados tiende a convertir los ácidos grasos en cancerígenos. Las semillas de cáñamo son bajas en ese tipo de grasa y se recomienda consumir sin refinar, porque a medida que pasa por este proceso pierde propiedades.

Las fibras de la semilla también son beneficiosas para las personas que padecen diabetes. También se ha aplicado con buenos resultados a personas con artritis, atrofia glandular, cálculos biliares, acné, entre otros padecimientos.

Cómo consumir las semillas del cáñamo

Las semillas de cáñamo se pueden consumir crudas o cocidas, con cualquier tipo de alimento. Incluso se pueden agregar a smoothies y batidos de proteína. Al igual que se consiguen múltiples recetas con marihuana, también encontrarás muchas para consumir las semillas.

De las semillas se pueden aprovechar todas sus partes, tanto la cáscara como el interior. También se pueden dejar germinar y resultan aún mucho más nutritivas.

El aceite de cáñamo se obtiene al presionar las semillas. Si quieres que mantenga la mayor cantidad de propiedades tienen que ser prensadas una sola vez. Además, debe conservarse en un lugar con poca luz porque esto también las alteras. Pr esta razón se conservan en envases oscuros.

La temperatura también puede alterar el sabor y el color. Mientras más baja sea la temperatura que se consiga durante el procesamiento, mejor. Su sabor será anuezado con un color castaño.

De los cañamones triturados se consigue una pasta similar a la mantequilla de cacahuate. La diferencia es que el sabor es más suave y es aún más nutritiva. También se puede obtener harina de las semillas de cáñamo.

El extracto también se utiliza como condimento de alimentos y para elaborar margarina. De la semilla germinada se obtiene leche de cáñamo, que también tiene un alto valor nutritivo. La leche se puede utilizar para elaborar dulces, como helados. La harina, también se puede utiliza para elaborar panes y pasteles.

Características gastronómicas

Los cañamones tienen un sabor ácido y a fruto seco, similar a la nuez y las semillas de girasol. Es húmeda y no tiene un olor suave. Se pueden mezclar con granola o con cualquier otro tipo de semillas y cereales. También las puedes agregar al yogurt o a la mezcla de panqueques.

Hay quienes defienden que el consumo del cannabis como alimento no se debe limitar a las semillas. Sino que también pueden usarse la hoja, brotes frescos y el cogollo seco.

En el caso de los brotes frescos el sabor es más amargo que el de las semillas y el olor es a cannabis. El cogollo seco y las hojas tienen un sabor más amaderado, similar a la alfalfa y huele a la esencia de cannabis. Una manera de consumirlos es añadirlos a los jugos.

Elisabet Riera, especialista en este tema recomienda las siguientes dosis diaria para el consumo del cáñamo como alimento:

  • La semilla sin la cáscara, 1 a 3 cucharadas.
  • Semilla entera de 3 a 4 cucharadas.
  • De 2 a 4 cucharadas de aceite.
  • 1 o 2 vasos de leche diarios.

Como el cáñamo se puede consumir de cualquier manera y con cualquier alimento, se puede utilizar como sustituto de otros ingredientes en la cocina. El aceite también se puede aromatizar con otros productos, como ajo, chile, albahaca, etc.

Ya conoces el valor nutricional de las semillas de cáñamo, cuéntanos si las has utilizado en tus alimentos. ¿Tienes alguna receta que compartir?, déjala en los comentarios.

Valor nutricional de las semillas de cáñamo #infografía

Fuente infografía

Marcas populares